.

.

Estanislao López y federalismo

Dos puntales de la identidad cultural de Santa Fe 

que muy pocos jóvenes santafesinos conocen

 Por Nobel  Clemar Passaglia (*)


Que la provincia de Santa Fe es tierra tan fecunda en federalismo como en trigos no admite cuestionamiento alguno. Pero aún cuando ésta es la fragua en la que se forjó la mayor parte de la estructura institucional de la Patria, la mayoría de los jóvenes santafesinos de entre 17 y 35 años no sólo desconoce su decisiva participación en el proceso de construcción del país y el espíritu federal y el patriotismo y compromiso de los hombres que la formaron, sostuvieron y proyectaron hacia el presente; sino que ignoran absolutamente los basamentos elementales que cimentaron esa construcción, así como la de su propia identidad provinciana, hoy sometida deliberada y sistemáticamente a una desculturización extranjerizante que debe poner en alerta a educadores y familia. 

El desconocimiento y desinterés que se advierte en quienes debería estar depositado el reaseguro del patrimonio cultural de la provincia y de la memoria de su pasado, que es lo que debe sostener y hacer mayor su grandeza en el futuro, obliga a hacer una exhaustiva prospección acerca de las causas por las que la identidad cultural de las generaciones de santafesinos comprendidas en esa franja etárea y su concepción de federalismo, pensamiento y acción que dio a parir el país, están, cuando no ausentes, al menos difusas, lo que debilita no sólo a esta provincia, la segunda en importancia social, económica y política de la Nación, exponiéndola a perder cada vez más identidad, sino a la República misma, que viene sufriendo desde hace décadas las acometidas desculturizadoras de grupos interesados, ajenos al interés nacional, con el avieso propósito de debilitar su fortaleza, que no es otra que la de su gente. 

Es claro que las causas de ese desconocimiento son muchas y vario-pintas, y no es finalidad de esta primera aproximación analizar por qué, cuándo y en qué punto se produjo el quiebre o debilitamiento en los jóvenes de aquel alto espíritu patriótico y amante del pago chico que impulsara a los grandes hombres del federalismo santafesino, como Estanislao López, a abrir con enormes sacrificios y renunciamientos personales una picada por la que se pudiera transitar en paz y armonía social hacia un destino de grandeza común y definitiva para el país en formación, imprimiéndole el sello de la causa federal con la convicción de que sus valores eran y siguen siendo los que mejor servirían a la causa mayor, que es la del pueblo argentino, plantando así los puntales más sólidos en los que debía apoyarse la República: permanente estabilidad política, inquebrantable paz social y un proyecto concertado de nación que la proyectara hacia el futuro con solidez institucional, crecimiento económico, previsibilidad jurídica y bienestar para todos sus habitantes. 

Para entender acabadamente la causa del federalismo y comprender con amplitud las razones fundantes de aquellos que la propulsaron en tiempos en lo que todo estaba por hacerse y las condiciones políticas y sociales no estaban dadas para el entendimiento y la concordia que permitieran poner fin a los enfrentamientos y avanzar con paso seguro hacia la conformación definitiva del país, es preciso conocer en profundidad el contexto, los tiempos, los protagonistas, las características personales de cada uno y las motivaciones políticas que hacían que el país se agitara en una constante convulsión. 

Unitarios y federales

Como ya se ha dicho, no es propósito de esta primera entrega abordar enteramente los distintos y muy complejos factores que intervenían en una disputa política que mantenía a todo el territorio nacional en permanente estado de beligerancia interna y luchas fratricidas entre quienes pretendían que las provincias respondieran a un Gobierno nacional con representantes enviados al Congreso (federales) y los que querían imponer el poder unitario y hegemónico de la provincia de Buenos Aires (unitarios) por sobre los derechos que los primeros entendían que debían asistir a los estados provinciales; como tener sus propias Constituciones y administrar sus recursos con autarquía, tributando al Gobierno nacional y recibiendo los reintegros de fondos coparticipables, tal como es el actual el sistema de gobierno. 

En ese sentido, sin adentrarse en un terreno que requiere de un trata-miento más extendido y en función de hacer que las nuevas generaciones de santafesinos conozcan lo más acabadamente posible el espíritu de puro cuño federal con el que se fueron construyendo las bases institucionales del país y de la provincia de su pertenencia, para conocer así su verdadera identidad provinciana y reafirmar a un tiempo esa pertenencia, es que se describirán en una próxima entrega, en forma cronológica y del modo más objetivo posible, los hechos y protagonistas que abrieron en Santa Fe las huellas más anchas para la causa federal, que sería la que finalmente habría de llevar al país hacia su destino de nación justa, libre y soberana, tal como la soñaron y lucharon por alcanzar ese sueño patriotas esclarecidos y valientes como Estanislao López; y así como está grabado para siempre en la letra de la Constitución Nacional, de la que la “Invencible” Santa Fe es la tierra madre.

(Parte 1 de 5)


(*) Periodista - Escritor Coordinador de la Región Litoral del Círculo de Tradición y Cultura Nacional “Don Juan Manuel de Rosas”.



2 comentarios :

  1. Muy buen trabajo. Aleccionador para muchos jóvenes santafesinos que no tienen ni idea de sus orígenes y docentes que andan por ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Periodistas y Poetas21 de julio de 2016, 18:16

      Estamos de acuerdo,Juan. Y es cierto: muchos "docentes" deberían darse un buen repaso, como docentes y como provincianos.

      Eliminar